News


Memorial to Professor Dr. Graciela Candelas from Prof. Carmen Maldonado-Vlaar

05/24/ 2016

Yo misma fui mi ruta.

Julia de Burgos

Graciela C. Candelas

Es con gran pesar que recibimos la noticia de la partida de nuestra querida Graciela Candelas, ejemplo excelso de la investigación y la brillantez académica de nuestra Universidad de Puerto Rico. Graciela nos deja un legado incalculable y valioso en todos y todas que ella tocó a través de su labor científica y docente. Como profesora era un caudal de conocimiento y motivación para sus discípulos muchos de los cuales continuaron carreras de gran prestigio y servicio al país o a nivel mundial. Siempre que conversábamos Graciela hablaba con gran orgullo de los logros alcanzados por sus alumnos que ella entrenará con gran ahínco en su laboratorio o en el aula.

Graciela era una mujer muy culta, adelantada a su época y de una capacidad intelectual incomparable. Siempre era un placer conversar con ella sobre temas de ciencia, la cultura, las artes, literatura entre otros. Graciela era una intelectual de las ciencias con una sensibilidad incomparable para las artes y la creatividad. Siempre guapa, perfumada y con un gusto exquisito para los detalles.  Sus trabajos seminales en biología molecular conducidos en nuestro Recinto de Rio Piedras trajeron gran prestigio a nuestra institución en especial a nuestro departamento de Biología donde laboró ininterrumpidamente por 50 años de manera distinguida.

A través de su vida, Graciela cultivó la amistad y el respeto de reconocidos científicos e intelectuales a nivel internacional que compartían en su casa en Woods Hole o en Rio Piedras. Graciela fue pionera en su campo de estudio gracias a su dedicación y pasión por la ciencia. Graciela labró arduamente el camino de excelencia para futuros científicos puertorriqueños que hoy sentimos tanto su partida.

En especial, Graciela fue un ejemplo exitoso a seguir para todas las científicas que balanceamos la vida académica-investigativa con la crianza de los hijos. Su laboratorio en el edificio Julio García Díaz era su segundo hogar. En ese laboratorio se hicieron descubrimientos de alcance mundial que fueron publicados en revistas arbitradas de gran impacto. Destacamos que Graciela publicó su último artículo ya a sus ochenta años lo cual es una prueba mas de su consistente contribución al desarrollo de nuevo conocimiento en la biología molecular con resonancia internacional.

Como colega Graciela se distinguió por su defensa de los mejores intereses del Departamento, sus profesores, estudiantes y empleados no-docentes.  Graciela fue siempre firme en sus convicciones y no temía decir lo que pensaba con una gran sagacidad. Por lo tanto, Graciela se ganó el respeto y cariño de todos sus colegas por su gran valentía, compromiso y su lucha a favor de adelantar una agenda de desarrollo sostenido en nuestro Departamento de Biología. Su nombre es sinónimo de fortaleza, aprecio al trabajo, productividad e innovación.

En mi carácter personal, tuve el privilegio de conocerla ya al final de su carrera como colega y gran compañera de trabajo. Durante los 20 años que compartí con ella, Graciela siempre fue cariñosa, colaboradora y sabia. Sus consejos y palabras de aliento dejan una huella indeleble en mi como científica y profesora. Celebremos la vida de esta extraordinaria mujer que supo vivir su vida intensamente a través de su ciencia, su familia, sus estudiantes y su labor universitaria.

Descansa en paz, Dra. Graciela Casanova Candelas.

23 de mayo de 2016
Carmen S. Maldonado-Vlaar, PhD
Catedrática
Departamento de Biología
Universidad de Puerto Rico-Rio Piedras